lunes, 18 de febrero de 2013

Volver a casa...

Estoy sorprendida, si tuviera que ponerle un título a esta cuaresma sería: 
Volver a casa.
Desandar lo andado, caer en la cuenta de que lo que buscaba fuera está dentro. Dentro de mí. Descubrir la Presencia del Padre que me habita. Echarme a su cuello, sentir su beso. Reconciliarnos y recorrer juntos las estancias interiores del almaSentirme amada. Y acompañadaY aprender a mirar con su mirada. Y así, celebrar la Pascua desde el centro.
Esta cuaresma para mí no es IR, es VOLVER.

¿Me acompañas?


Hna Marta María C.
Misionera Eucarística de Nazaret

1 comentario:

  1. Yo también quiero volver... ¡te acompaño!

    ResponderEliminar